DE MI VIDA MILITAR,,,. DIOS, PATRIA, FAMILIA

martes, 5 de abril de 2011

SOLDADO LOYS

Su muerte, es un canto a la gloria.
A las 6 de la mañana del 7 de septiembre de 1937,.desde el crucero Baleares, navegando en aguas del Mediterráneo, se avistó un convoy mercante protegido por los cruceros de la Flota
roja , Libertad y Méndez Núñez, más ocho destructores, y aunque la superioridad era aplastante, el Comandante del Baleares, se dirige valiéntemente contra ellos; dos impactos del calibre 15,1 del Libertad le inutilizan el cuadro de baja, por lo cual no pueden disparar las torres del calibre 20 ; sólo le quedan ocho antiaéreos del 12, servidos por Infantes de Marina, al mando de un Teniente.
Otro impacto en la chimenea barre la cubierta servida por la Infantería de Marina, que rinde su tributo con la muerte; un cascote da en un pañol de urgencia, con proyectiles iluminantes, debajo de los cuales había otros de alto poder explosivo.
Cae herido el oficial comandante de la batería, y ve con terror cómo se hincha una caja de urgencia, lo que le hace pensar que arderían los iluminantes...Consciente del peligro que ello representa para la seguridad del buque grita:¡ "Un voluntario para abrir esa caja"! Se adelanta entre sus compañeros el Soldado Lois, telefonista del cañón 4, mandado por un guardiamarina también herido en el combate.
Lois pertenecía a los servicios auxiliares, donde todos eran pequeños de estatura ( a todos estos " cortos de talla", se les llamaba amistósamente " balillas").
Sereno y consciente del peligro que corría," pues el que ose abrir la caja será fulminado", agarra fírmemente los cierres de la caja y abre la tapa. Recibe en su cuerpo toda la llamarada de la mortífera caja y queda inmediátamente sumido en un mar de fuego del que tratan de liberarle sus compañeros quitándole la ropa; no obstante sigue ardiendo. El espíritu del Infante de Marina se sobrepone a su dolor físico y coge con sus manos, hechas ascuas, una de aquellas cargas al rojo vivo. Sus carbonizados músculos se niegan a obedecer a su férrea voluntad ; cae al suelo, y desde él, empuja con su pecho el infernal artefacto, que rueda hacia el mar... El peligro ha pasado....Llevado a la enfermería le dice su Comandante . "No te apures Lois, que cuando te pongas bueno, te daré dos meses de permiso y un beso para tu madre..."
El Soldado Lois fallecía a las seis de la tarde preso de terribles dolores pero orgulloso por haber dado su vida por la Patria; El Comandante, con lágrimas en los ojos, al tiempo que impone a sus heroicos restos la Medalla Naval, le besa y le dice: " Manuel, te doy el beso prometido..."
Le fue concedido a título póstumo, la Cruz Laureada de San Fernando...
En la 1ª Compañía del Batallón de Desembarco del Tercio de Armada, que tuve el honor de mandar , todas las noches al Toque de Oración, firmes ante la efigie del Soldado Lois, elevábamos nuestra Plegaria...
" ¡¡ SOLDADO CABALLERO LAUREADO LOIS....!!" ¡¡¡" PRESENTE " !!!

3 comentarios:

JULAMO dijo...

Hay temas que son como vacunas de lealtad y amor a la Patria.
España la ha forjado, a través de los siglos, clérigos, militares, científicos, artistas y mujeres y hombres del mar y la tierra.
Su entrega y sacrificio han llenado de oro nuestra historia. Pero también ha habido rufianes, asesinos y traidores que en ella figuran para que no olvidemos su deshonra.
Traidores son los que quieren ocultar y destruir la memoria de héroes sin tener en cuenta su heroicidad, solo por sus ideas políticas, que, posiblemente, el Caballero Laureado D. Manuel Lois García no la tenía definida.¡Qué más da!
El Soldado Loys y todos los que han dado su vida por una España mejor tendrán siempre el respeto y estarán en la memoria de los españoles bien nacidos.
Gracias amigo.
¡¡VIVA ESPAÑA!!

Urdanautorum dijo...

Ratifico lo escrito por Julamo.
Un abrazo.

Julio dijo...

Julamo, Urdanautorum,. Muchas gracias por vuestro apoyo.El TODO POR LA PATRIA que debe presidir, nuestro día a día, es un reto a nuestra fortaleza y entrega al servicio de España. Un fuerte abrazo