DE MI VIDA MILITAR,,,. DIOS, PATRIA, FAMILIA

lunes, 2 de febrero de 2015

S O Y C A P A Z I




                               

Próximo a conmemorarse el cincuenta aniversario de la fundación de la Unidad de Operaciones Especiales de Infantería fe Marina, "la más antigua del Mundo", siento la necesidad de reflexionar sobre sus comienzos..¿ Y cómo mejor que manifestando por escrito la forma en que esa unidad marcó para siempre mi vida ? .Estoy convencido de que todos los pasos que fui dando, desde mi adolescencia, iban encaminados, sin ser yo consciente de ello, a un mismo fin.
Desde pequeño  sentí el impulso de ser marino, a pesar de proceder de una familia de ingenieros militares.Y ante mi obstinación, lo primero que hizo mi madre fue apuntarme a la "mili" de voluntario. Con el tiempo tuve que agradecérselo, ya que me permitió conocer y convivir con el soldado en su auténtico "status". Fueron dos veranos realmente productivos los que pasé en el Regimiento de Transmisiones de El Pardo, cuyo coronel me envió al destacamento de Palomas Mensajeras en pleno coto del palacio del Generalísimo.


En la "Mili"
 
 No quiero decir que la vida allí fuese dura, sino pintoresca. Compartíamos el aseo con las mulas en su abrevadero, pero a distinta hora, lo que sin duda favoreció que nos apropiásemos de sus parásitos, que desertaron de ellas para albergarse en nuestros jóvenes y apuestos cuerpos. El cocinero nos deleitaba cada día con el mismo menú. judías a la vinagreta y ensaladilla imperial. No obstante, de vez en cuando era necesario sacrificar a alguna paloma "herida en el servicio", con lo que recibíamos alguna sobredosis de vitaminas.

 TRAYECTORIA  PROFESIONAL.


 
  





Tras las sufridas oposiciones a la Escuela Naval Militar, cumplía mi destino y mis sueños como aspirante de Infantería de Marina el 1 de
septiembre de 1955.
 
 
 
 
En ese inolvidable momento, en la Capilla de la Escuela Naval, volví los ojos a Ti , Madre del Monte Carmelo, pidiéndote sentido de responsabilidad frente a mi vocación ( razón de mi ser y de mi existir) , generosidad de entrega total a España, sin reservas, y fidelidad hasta el fin. Quería que mi ánimo, militar y cristiano, fuera de lucha, de combate, una invitación permanente a la superación, a desbordar la medianía, y aspirar a lo más perfecto, a la plenitud de una vida dedicada al servicio de la Patria y de los demás. Estaba orgulloso de mi" raza "; la raza de los hijos de Dios y de España que ratifiqué al besar mi querida Bandera 
 
 
 
 
PRÁCTICAS DE ALFÉREZ 
 
La compañía de Escaladores Anfibios, que fue  creada  por la Infantería de Marina en El Ferrol del Caudillo, se trasladó en 1957 al Tercio Sur de San Fernando, hasta que con la creación del Grupo de Apoyo quedó incorporada a éste. Y en esa compañía quise realizar mis prácticas de alférez. Su capitán De la Puente Llovera, gran oficial, supo reconducir y estimular mis aspiraciones y aptitudes hacia las Fuerzas Especiales.


 De guardia en el Tercio Sur
 
Cuando ascendí a Teniente recibí tambien su apoyo al pedir el curso de Aptitud de Montaña.. Casi sin darme cuenta iba orientando mi carrera hacia una preparación adecuada al futuro que me aguardaba.. Solicité, por tanto , y realicé satisfactoriamente los cursos de Instructor y Profesor de Educación Física y de Buceador de Combate.
 

DESARROLLO DEL CURSO DE MANDO DE UNIDADES DE OPERACIONES ESPECIALES

 
Fue en septiembre de 1965 cuando el teniente Larumbe ( mi gran amigo y compañero, "el más poderoso") y yo, tras superar las severas pruebas físicas comenzamos el décimo ( primero para la Armada) curso de Mando de Unidades de Operaciones Especiales ( Guerrilleros). Y acudí a Jaca con el orgullo de pertenecer a este honorable Cuerpo  de Infantería de Marina que desde 1537 tomó la mar como escenario del mundo, y bajo estrellas de todas las latitudes, vio como los soldados del Tercio de la Corona, transformado en Infantería de la Real Armada, se batían, sable de abordaje en mano y pecho generoso, escribiendo páginas de heroísmo selladas con su sangre.


 
 EN PLENA FAENA
 
 Sería imposible plasmar en pocas líneas la categoría y utilidad del Curso de Guerrilleros. Son muchos los países que envían oficiales muy cualificados a este curso, imprescindible para la formación, adiestramiento y buen gobierno de estas unidades especiales, estructurado en fases a cual más completa e interesante:  tiro, topografía, combate cuerpo a cuerpo, artes marciales, paracaidismo, buceo, supervivencia, guerrillas...Los profesores que destacan por su sentido de la dura realidad, son ejemplares y saben estimular al alumno con severa rectitud.



 
HISTORIA DE LOS COMANDOS .
 
  El verdadero desarrollo de los comandos ( o leopards) entrenados en tácticas de guerrillas y misiones especiales, no llegó hasta el verano de 1940, como creación típica inglesa. Antes de la evacuación de Dunkerque, con tropas inglesas cruzando aun el Canal, W.Churchill  requirió la creación de grupos de incursión en las costas europeas ocupadas por los alemanes. El objetivo era que mantuvieran el espíritu ofensivo inglés y produjesen en el ejército alemán sensación de peligro, con la consiguiente inmovilización de fuerzas. Estos leopardos o storm troops llevaron a cabo la mayor parte de las misiones con más riesgo de la Segunda Guerra Mundial, convirtiendo en legendarias a las unidades que portaban la boina verde.

HISTORIA DE LA UNIDAD DE OPERACIONES ESPECIALES.
 
  El día 1 de septiembre de 1966, recién terminado el Curso de Guerrilleros, lleno de ilusión y proyectos, me presenté al coronel Martínez de Galinsoga, jefe del Grupo de Apoyo ubicado en S. Fernando ( Cádiz), quien me ofreció mandar la primera compañía, a lo que respondí: " Perdone, mi coronel, quiero fundar una unidad de Operaciones Especiales",  "¿ No serán boinas verdes, llamados comandos?, preguntó. "Sí, mi coronel". Miró su reloj y dijo: " Capitán, dispone de dos minutos para intentar convencerme..." Mi coronel, el Ejército de Tierra presume de tener las Compañias de Operaciones Especiales ( COES) recientemente fundadas y quiero que nuestra Infantería de Marina, disponga de la mejor unidad del Ejército español. Serán Infantes de Marina que, voluntariamente   elijan: estar más vigorosamente instruídos, sirviendo a la Patria en los puestos de mayor riesgo y fatiga. Tendrán que ser conscientes  de que ser Infantes de Marina hasta las últimas consecuencias, ¡vale la pena.! Serán " Valientes por Tierra, Mar y Aire" ( paracaidistas), llenando de prestigio al Cuerpo con su moral y bien hacer. Mi coronel, dispondremos de una fuerza especial que con su peculiar adiestramiento y alistamiento para intervención inmediata se encontrará siempre a disposición del Mando, cuando se necesite una unidad de prestigio y eficacia". El coronel ordenó a su secretario: " Dé al capitán lo que necesite".
 A continuación me dijo: "Capitán Yáñez, dentro de poco iré a verle al campo".



CONDECCRACIÓN DE GALINSOGA
 
Dos días más tarde elevé un escrito al coronel Galinsoga exponiendo la organización de la nueva unidad y el adiestramiento previsto: " Pendiente de la aprobación por la S.A. la creación de la Unidad de Operaciones Especiales, parece aconsejable la creación de un cuadro de mandos que con una selección e instrucción adecuadas sea en un futuro próximo el núcleo base de dicha organización. Como motivo de satisfacción, de orgullo en su adiestramiento, incluso para estímulo de su marcialidad, los soldados estarán dotados de la boina verde, distintivo de las unidades especiales." En las circunstancias en que nos encontrábamos se comprenderá que hasta que dicha prenda de cabeza fuera declarada reglamentaria-- el 30 de octubre de 1972. o sea seis años más tarde-- nos la tuviésemos que pagar " a escote" todo el personal de la UOE. Empezamos a trabajar prácticamente sin nada. La compañía de Escaladores me apoyó proporcionando un suboficial, algo de tropa, que fui renovando según selección y abundante material y vestuario de escalada.
El problema era que la unidad que pretendía crear, al no estar aun reconocida, carecía de presupuestos, plantilla de personal y, por supuesto, de tablas de armamento y material. Elegí oficiales y suboficiales voluntarios que supieran entregar cada día de su existencia al cumplimiento de sus cometidos, con la íntima satisfacción del deber cumplido. Fueron mis pioneros: los tenientes Vidal Abarca y Casas Ojeda, el alférez Salas, los sargentos Carcavilla y Villarín, y los cabos primeros, Lois, Angel y Román Haro.
 
 
Preparando el Primer desfile en San Fernando
 
 
   Quise hacer mío el lema  " Soy Capaz", que entregué a la Unidad y todavía perdura,  bajo el cual todo el personal a mis órdenes supo responder a lo que esperaba de ellos.. Hubo que hacer de todo: seleccionar y organizar el personal, preparar y desarrollar los programas de adiestramiento y conseguir el material específico ( en lo que conté con la gran colaboración de Carcavilla y sus incursiones al arsenal de la Carraca). Paradójicamente, el Cuerpo de Infantería de Marina, que no tenía aun misiones de desembarco reconocidas, dispuso durante los años 1967-68 de la UOE, adiestrada para llevar a cabo misiones de reconocimiento, incursiones, y golpes de mano, aplicando técnicas específicas ( escalada, buceo, paracaidismo...).



Saltando en Paracaídas
 
En unos momentos en que en el Cuerpo de I.M. prácticamente se desconocían las operaciones conjuntas se programaron para esta Unidad abundantes ejercicios con unidades especiales españolas: Flotillas de Submarinos y Helicópteros , el Centro de Buceo de la Armada, la  Brigada Paracaidista, las COES del Ejército de Tierra, la Flotilla de Lanchas Rápidas...y en el ámbito internacional, con el GROUFUMACO francés en las ATLANTIDE 67 ( recién creada la Unidad) y 69, embarcando en los portaaviones Clemenceau y Arromanches y en el crucero Colbert, saltando con paracaídas Efa 665 y 668 ( que desconocíamos) desde aviones Nord- Atlas; con comandos ingleses del RMC, con los famosos SEAL, procedentes del delta del Mekong.en la operación SARRIO III...etc 

A bordo del Portaviones Francés Clemenceau

 
En junio de 1968, nos lanzamos en rappel sobre la playa de El Sardinero, durante la Semana Naval de Santander, y alguien me comentó la impresión causada en la máxima autoridad que presidió aquel acto,  Generalísimo Franco.

Junio de 1968
38 Navíos de la Armada Española atracaron en la Bahía de Santander para celebrar la Segunda Semana Naval.
 
  Cubríamos nuestras "sábanas" de adiestramiento con innumerables ejercicios y campamentos, con medias de más de veinte días al mes. ¡ Hasta se nos envió a la cueva del Gato ( Málaga) a practicar espeleología buscando a varias personas perdidas!
 A efectos de antigüedad , aun sin estar todavía oficialmente reconocidos, las órdenes de ejercicios y comisiones dispuestas por el mando desde el día 2 de septiembre de 1966, venían referidas a la Unidad de Operaciones Especiales como tal unidad. Se contaba con nosotros en todos los momentos "complicados" lo que nos llenaba de orgullo. Por este adiestramiento tan intensivo como eficaz, y su magnífico comportamiento, todo el personal de la Unidad recibió numerosas felicitaciones de autoridades españolas y extranjeras.

Por la calle Real de San Fernando (Cádiz)

 
  Al adiestramiento físico había que añadir el moral, tan importante como aquel, inculcándoles los más altos valores e ideales." No queremos separatismos con vuestros compañeros de otras unidades. Somos,por encima de todo Infantes de Marina, ¡Valientes por tierra y por mar! .La Infantería de Marina española es la más antigua del mundo. Debemos sentirnos orgullosos de los Infantes que nos precedieron y esforzarnos por ser dignos de la excelsa tradición que nos legaron...Durante los siglos XIII y XIV, los célebres ballesteros llamados " tablas", junto a los almogávares, al grito de "Desperta Ferro", y bajo el mando de prestigiosos caudillos como Roger de Flor, Bernardo de Rocafort o Berenguer de Entenza, escribieron uno de los capítulos más sorprendentes de la expansión del Reino de Aragón por el Mediterráneo...

El Tercio de la Mar, ocupa lugar principal en la batalla de Lepanto, donde sirvió como soldado aventajado Miguel de Cervantes Saavedra a bordo de la galera Marquesa..."


3 comentarios:

Esther dijo...

Muchísimas felicidades jefe por tan destacada y honorable carrera militar, ejemplo para todos, vocacional, y sin duda un GRAN SER HUMANO, grande entre los grandes, me honra haber trabajado a su lado y ver con que cariño me contaba como comían lagartos en el campo o lo q pillaran.... bonita vida llena de experiencias duras y dulces a la vez...
Le tengo un gran cariño sin duda ha sido mi mejor jefe
Un abrazo muy fuerte
Esther

Alberto Moreno dijo...

Apreciado Comandante, no me se adaptar al nuevo cargo, serví con Ud. del 72 al 74 y ahora con el paso de los años, ya jubilado de mi vida laboral, debo reconocer que las enseñanzas de la Unidad me han convertido en una buena persona.
Solo darle las gracias, Ud. supo inculcarme el sentido del deber, la disciplina, el compañerismo y el amor por el trabajo bien hecho, sea cual sea.
Alberto Moreno - Barcelona.

Ángel Redondo dijo...

Hola Mi Comandandante: Me presento soy el editor de un BLOG que intenta reunir los recuerdos de los Veteranos Boinas Verdes Españoles. Serví como Cabo 1º en la GOE V - COE 52 - 6º/87. Su relato SOY CAPAZ se merece un espacio destacado entre nuestros recuerdos motivo por el cual lo he reproducido y enlazado en el BLOG www.boinas-verdes.blogspot.com.es Me gustaría contar con su ayuda para crear una sección dedicada a esta unidad. Reciba un cordial saludo guerrillero.