DE MI VIDA MILITAR,,,. DIOS, PATRIA, FAMILIA

miércoles, 3 de noviembre de 2010

MI HIJA

El Mar Caribe en perfecto estado de reparación

Acabamos de regresar del Puerto de Santa María y quiero presentaros a mi hija. Sólo de una madre como Militos, y en séptimo lugar de mis diez hijos, pudo nacer Esther ¡Fuera gorros!

Premio extraordinario de Bachillerato, cuando el Felipillo (que en paz descanse para siempre) aprobó la Ley de la Función Militar de 1989, permitiendo a las "mozas" el acceso a las Fuerzas Armadas, estando ya becada por el CEU, por sus brillantes calificaciones, para estudiar Medicina, decidió, "a pesar de todo" ser Marino de Guerra como su padre. "Como querer es poder," sobre todo en ella, consiguió ser la primera mujer que ingresó por oposición en la Escala Superior de la Armada, teniendo que superar las mismas pruebas físicas que sus compañeros (era "políticamente incorrecto" modificarlas teniendo en cuenta el sexo, como más tarde se haría).
Como número uno de su Promoción tuvo el honor de portar la Bandera de España, en varios desfiles, durante su vuelta al mundo a bordo del Buque Escuela Juan Sebastián de Elcano. Con orgullo sus padres la vieron desfilar en Manila. Cuando la recogía del camarote del sr. Comandante, alguna lagrimilla se escapaba de los ojos de Militos y Julio.
Fotografía tomada en la Isla de Tidore
Sólo las "meigas" y el AJEMA, almirante de turno, impidieron que se graduara de número uno de su promoción. En aquellos tiempos, 1995, tal hazaña en una mujer y en el ámbito de las Fuerzas Armadas también era políticamente incorrecto, por lo que fue injustamente postergada al numero dos, según fuentes fiables de la Escuela Naval Militar. Su trayectoria en la Armada es digna de un soldado de España, poseyendo ya cuatro Cruces del Mérito Naval y siendo la primera mujer que alcanzó de Teniente de Navío el honor de mandar un buque de guerra español, el Patrullero Laya.
Patrullero Laya soltando amarras hacia Ceuta
Así mismo alcanzó el número uno de su Curso de Ascenso a Jefe (los tiempos iban cambiando).
En la actualidad, siendo Capitán de Corbeta, ha logrado el mando de un gran barco, Mar Caribe, de 1832 toneladas. Mando que ejerce con gran ilusión y entrega a su Patria, teniendo que ausentarse con dolor, temporalmente por las navegaciones, de su marido, también Jefe de la Armada, y de su hijo Gonzalito.
Mar Caribe rumbo a Melilla
Disfrutando con su famiia en otro tipo de agua
Otrosi/ En sus ratos libres, durante las navegaciones, está terminando con brillantez su carrera de Abogado. Querida Esther:
Continua siempre , como dice el fundador de la Unidad de Operaciones Especiales de la Armada, "Con brillo en los ojos y fuego en el corazón"
Desde la cámara del Mar Caribe:
SEMPER FIDELIS Y QUE DIOS TE BENDIGA

12 comentarios:

ARCENDO dijo...

Solo una conjunción de dos personas tan buenas y tan integras, unidas por DIOS, como tu mujer y tú, ES CAPAZ de obrar el milagro divino de posibilitar una familia tan EJEMPLAR. ABRAZOS.

Militos dijo...

Con alguna lagrimilla más, t digo que muy bonito, pero lo siento por ti, marido:
¡¡TE LA VAS A CARGAR!!
BESO

Julio dijo...

Por supuesto que me la voy a cargar... y es que,querido amigo, ya ni tan siquiera los guerrilleros, podemos manifestar nuestros legítimos orgullos.
Muchas gracias y un fuerte abrazo,querida "Chiquitina;
un fuerte abrazo fiel Arcendo.

Soldado Vikingo dijo...

Me alegro por tu hija.
Yo también estoy estudiando Derecho ahora mismo.

Julio dijo...

Un fuerte abrazo Soldado Vikingo, y muchas gracias

Jorge dijo...

Mi Coronel:
Soy compañero y orgulloso amigo de Esther, a la que conozco desde hace casi diez años a lo largo de los cuales se ha ganado toda mi admiración.
Lo único que puedo es corroborar todo cuanto aquí pone y, si me lo permite, añadir otras tres virtudes: la NOBLEZA, la GENEROSIDAD y la PACIENCIA.
¡Fuera gorros!
Quedo a sus órdenes desde la mar.

Julio dijo...

MUCHAS GRACIAS JORGE Y UN FUERTE ABRAZO.

Ivan dijo...

Ya me comentó mi padre que por parte de la familia nueva teníamos a una teniente de navío o algo parecido, no recuerdo bien, jeje, pero se que manda en un barco, y vualá, es verda, jajajaaj.

he leido varias entradas tuyas Julio, y ya le dije a mi abuela Virginia que tenía ganas de conocerte, porque la verdad es que me puedo sentir orgulloso de saber que en mi familia sigo descubriendo personas extraordinarias, como tu hija o tu mismo, pero vaya, te digo que yo no me quedo atrás eh??, jajaa, ya saldrán buenos arboles de las semillas que planto en la incertidumbre de la vida.

Abrazos! tio-abuelo Julio! y besos al resto de la familía que igualmente me gustaría conocer un día.

Urdanautorum dijo...

Ayer celebré con Terly un rato navideño, acompañado de unos vinos, sólo cincuenta gramos, (por la crisis) de Guijuelo y otra proporción de queso de cabra (para no ofender al moro).
Él me ha puesto al corriente de tu blog y me he permitido entrar.
Aunque no tengo la suerte de conoceros recojo íntegramente el comentario de Arcendo.
Un fuerte abrazo y os deseo una muy feliz Noche Buena.

Urdanautorum dijo...

Perdona, la intención de mi comentario era manifestarte la admiración por la carrera de tu hija Esther, que con toda seguridad alcanzará el almirantazgo.
No es de extrañar que provocara lágrimas en un aguerrido hombre como tú: verla desfilar como abanderada con la mente en sus anteriores éxitos, no es para menos.
¡Fuera gorros!
Un abrazo.

Julio dijo...

Querido Iván: Acabo de colgar el teléfono a Moises y me ha dicho que estás muy cachas. Por favor,
llamamé y charlaremos largo y tendido. Un abrazo muy fuerte y Feliz Navidad

Julio dijo...

Mi buen amigo Urdanautorum. Muchas gracias por tu mensaje.
Trasmite a Terly y hazla tuya
tambien, mi mayor felicitación
de Navidad. SEMPER FIDELIS y un fuerte abrazo.